11 hábitos financieros de mujeres exitosas

El éxito viene en muchas formas y figuras y es un hecho que no pasa de la noche a la mañana. Pero detrás de cada mujer exitosa existen hábitos financieros que la mantienen en buen camino y financieramente segura. Porque ella sabe que está en control de sus finanzas y que sus finanzas no la controlan.

Yo tomo el manejo del dinero muy seriamente. Después de todo, es una parte muy importante e incomprendida de nuestras vidas. Por eso, copiá estos hábitos, agregalos a tu día y asegúrate de saber que los 11 hábitos de toda mujer exitosa son hábitos que podés empezar hoy mismo.

1 – Ella sabe exactamente dónde está su ingreso y de dónde viene.
¿Cuánto ganaste la última quincena?, ¿ganás dinero de acciones o intereses de cuentas?, ¿sabés cuánto? Una mujer exitosa sabe exactamente cuándo dinero ha ganado y de dónde viene. Ella responde por todo y se asegura de que cada céntimo que gana está trabajando al máximo por ella.

2 – Ella conoce todos sus gastos, cuándo vencen y tiene una cantidad limitada de sorpresas desagradables.
Una mujer exitosa nunca paga recargos por pagar tarde porque es organizada y sabe qué debe y cuándo se vence.
Ella sabe que su recibo del agua se vence en dos semanas y lo tiene presupuestado, sabe que los impuestos de registro de su negocio se vencen al inicio de cada mes y siempre los paga a tiempo. Ella evita sorpresas desagradables lo más que puede pero sabe que a veces puede suceder, pero ¿adiviná qué? Ella tiene un presupuesto para eso también. Cuando se trata de dinero, ella está bien organizada y encima de todo.

3 – Ella nunca vive un estilo de vida de champaña con un presupuesto de cerveza.
Una mujer exitosa no vive del crédito –ella no compra por encima de sus capacidades y tampoco vive un estilo de vida de champaña con un presupuesto de cerveza. Ella entiende que eso es solo una apariencia de riqueza y que no tiene ningún deseo de tenerlo, ella está motivada por la riqueza real y sabe que significa mucho más que solo el símbolo del colón en su cuenta bancaria.

4 – Ella tiene un presupuesto para cada pago y se apega a él.
¿Conocés a esos planeadores de presupuesto que te dejan tener solo un presupuesto para todo el año?, ¿sí? Deshacete de ellos. ¿CUÁNDO has tenido el mismo presupuesto exacto semana tras semana? Incluso si sos lo suficientemente suertuda de tener un pago estable, tus gastos cambian. ¿El recibo de la luz?, ¿planes de un viaje un poco lejos y necesitás presupuestar extra gasolina? ¿Tal vez vas a salir a comer afuera el fin de semana con tu familia y ocupás agregar ese gasto? Los presupuestos que son realistas y se toman en cuenta el día a día son mucho más fáciles de seguir y permiten un mayor control financiero.

5 – Ella paga las deudas más caras primero.
Una mujer exitosa sabe cuánto le están costando sus deudas y paga las más caras primero. Ella también conoce la diferencia entre la deuda de la que más debe y la que le está costando más dinero.

6 – Ella entiende la importancia de invertir en sí misma.
Una mujer exitosa conoce su valor, ella sabe qué tan importante es invertir en sí misma y permitírselo en su presupuesto. Puede ser fácil dejarse llevar por seguir un presupuesto super estricto y no gastar nada de dinero en sí misma, una mujer exitosa sabe que esto hace que sea más difícil que se apegue a un presupuesto estricto a largo plazo. Ella se premia cuando logra metas financieras y se permite dinero para sí misma en su presupuesto –incluso si es algo tan simple como una revista o un manicure. Ella conoce la importancia de sentirse bien consigo misma.

7 – Ella evita los gastos innecesarios y los corta cuando es posible.
Una mujer exitosa sabe que ella puede fácilmente ahorrar en excesos al menos 10.000 colones por semana, simplemente haciendo el café ella misma en la casa en lugar de pasar comprándolo camino al trabajo. Ella compra sus productos de belleza favoritos cuando están con descuentos, en lugar de pagar el precio completo y llena el tanque del carro los martes porque sabe que ese día el diesel es más barato. Ella nunca tiene que pagar recargas por hacer pagos tarde, porque sus cuentas se pagan a tiempo. Una mujer exitosa tiene cosas mucho más importante en las que invertir su dinero que en cosas innecesarias. Pero ella es capaz de hacer eso, sin sentir que se está perdiendo de algo.

8 – Ella entiende que solo porque puede pagarlo, no significa que debe comprarlo.
Solo porque PODÉS pagar por el último bolso de moda, el último iPhone, un café cada día u otros generosos gastos, no significa que debés comprarlos. Todos deberíamos tener recompensas y comprar ocasionalmente el objeto con la etiqueta más cara, pero son gastos ocasionales y calculados, no compras frecuentes e impulsivas.

9 – Ella tiene ahorros.
Y ella aporta a sus ahorros con regularidad. Una mujer exitosa sabe que necesita un plan de respaldo, sabe que a veces pueden pasar cosas inesperadas que podrían dejarla sin ningún ingreso por un periodo de tiempo, o una emergencia podría aparecer, en la cual podría requerir un mayor desembolso de su parte. Cualquiera que sea la circunstancia, una mujer exitosa está preparada. Ella también es lo suficientemente inteligente como para saber que estos ahorros necesitar ser de fácil acceso, en caso de que haya una emergencia.

10 – Ella tiene dinero que va directo a su fondo de pensión.
Y estos son ahorros separados. Vos deberías estar contribuyendo a tu pensión desde una edad temprana, empezando en tus 20’s –no esperar hasta que tengás 50 para empezar a contribuir. Pero recordá, no tenés que concentrar todas tus contribuciones en un “fondo” como tal para construir tu riqueza. Podés hacerlo agregando otra inversión a largo plazo a la mezcla y así no depender completamente de tu fondo de pensiones. Inteligente.

11 – Ella no deja que el dinero controle su felicidad.
Lo más importante de todo, ella sabe que su felicidad no reside en el monto de dinero de su cuenta bancaria. Ella no se deprime si hay menos dinero de la que ella quisiera y no necesita una cantidad masiva en su cuenta para sentirse bien consigo misma. Ella tiene el control de su felicidad y de su dinero. Ella no deja que su dinero la controle.

Dejar un comentario

Regresar